Los semiáridos de AL se unen en un plan único para enfrentar el cambio climático