Comunicado ante la escalada de violencia y represión en Ecuador